¡Espuma de capuchino y ciencia!

Puntuación0
Puntuación0

La espuma de capuchino es un tema que nos concierne a todos. ¿Nunca has probado un buen capuchino? Todos somos consumidores de un buen capuchino local. Sin embargo, la espuma del capuchino es un tema delicado, porque nuestro café se puede perder rápidamente cuando el barista no conoce los puntos científicos, o no se respetan los puntos simples del capuchino.

Introducción

En el bar local, ¿nunca le han servido un capuchino quemado muy caliente o un capuchino tibio, casi frío? Durante la degustación, ¿no notó que la espuma del capuchino se aplastaba? ¿Se está hundiendo en el corazón de tu café? Todos estos pequeños comentarios significan que tu capuchino lamentablemente es un fracaso … Descubre la espuma del capuchino desde el lado científico para entender los consejos para no volver a perdértelo.

¡Tu leche está sufriendo!

¿Sabías que la espuma del capuchino, según el método de temperatura utilizado, se ve directamente afectada por el sabor de la taza, su textura y su fijación estable en la parte superior de tu café? Primero entendamos el gesto de la espuma del capuchino. La espuma de leche se consigue al sumergir una boquilla en su interior, boquilla de alta temperatura acompañada de aire y agua con la que espumas tu leche en el fondo de tu olla. La leche está compuesta de proteínas y grasas. Estos son dos grupos de productos muy importantes para recordar para una espuma exitosa.

Proteína

En resumen, las proteínas de la leche, en contacto con la boquilla de vapor para iniciar la espuma, se descomponen y hacen burbujas muy pequeñas casi invisibles a simple vista, y esto crea la textura que deseas.

¿Leche entera o no?

¿Por qué decimos que siempre debemos utilizar leche entera desnatada en lugar de leche semidesnatada o leche sin partículas grasas? La leche más grasa dará una espuma cremosa y es fácil de formar. ¡Además, una leche entera desnatada te ofrece una dulzura explosiva en la boca! La leche entera o desnatada no le ofrecerá las mismas texturas, ya que dicha leche es muy difícil de espumar debido a su falta de partículas.

¿Temperatura ideal?

La temperatura ideal para la leche espumada ronda los 65 ° C para luego servirla en el fondo de tu café.

¿Una leche muy tibia?

La espuma del capuchino te dice mucho sobre la textura. Si opta por una temperatura muy inferior a 65 ° C, encontrará que su espuma de leche será muy fina o incluso inexistente, y encontrará burbujas de aire de diferentes tamaños. Por qué ? En pocas palabras: las proteínas de la leche apenas se descomponen en estos grados y la grasa de la leche es solo una mezcla de líquido y sólido (agua, leche), porque la temperatura no es la adecuada y no ha permitido la descomposición ideal.

¿Leche casi quemada?

Tenga en cuenta que la leche quemada es irrecuperable e imbebible. Quemar la leche a más de 70 ° C convierte las proteínas en un color marrón. La grasa se quema y le da a la leche un sabor que no se puede beber. Además, no solo se quema la leche, sino que se corre el riesgo de que se queme la lengua, ¡haciendo imposible disfrutar de su capuchino!

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

LA JOYA DEL CAFÉ
Logo
Enable registration in settings - general
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0