Gaggia contra Breville: El Duelo de Máquinas de Espresso

Como aspirante a barista en casa, puede ser difícil seleccionar buenas Máquinas de Espresso de la plétora de opciones en el mercado.

Uno de los mayores factores a considerar al seleccionar una máquina es el nivel de automatización que quiere que tenga. ¿Quieres una manual clásica? o una máquina automática más moderna? o tal vez algo intermedio?

Estamos aquí para ayudarte a averiguar qué tipo es el mejor para ti. Sigue leyendo para averiguar qué es-qué en el mundo de la maquinaria del espresso.

¿Qué hay en una Máquinas de Espresso?

Todas las máquinas de espresso comparten componentes similares, para poder lograr el tirón perfecto del espresso. Estos incluyen una cabeza de grupo, un filtro portátil y una o varias calderas.

Hacer un espresso requiere unos pocos pasos básicos, empezando por una caldera que crea vapor, que se acumula en la cabeza del grupo. Luego, un mecanismo (que varía según la máquina) presuriza el vapor en agua, que luego es forzado a través de un «disco» de espresso en un portafiltro.

El supuesto «punto dulce» para la elaboración del espresso está a 195 grados Fahrenheit con 10 bares de presión. Aunque esto es lo mismo independientemente de la máquina, la forma en que se ejecuta el proceso varía enormemente.

Resumen del manual

Favorecidas por los tradicionalistas, las máquinas de espresso manuales (también llamadas máquinas de pistón) son la forma original de preparar el espresso. Son accionadas por pistón y requieren que el usuario bombee una palanca para generar la presión necesaria para tirar un tiro.

El funcionamiento de una de estas máquinas requiere precisión y concentración por parte del cervecero, pero puede ser muy gratificante para lograr su propio tiro. Aún así, ya no son muy comunes, incluso en las cafeterías.

Estas cayeron en popularidad en la década de 1940, ya que la nueva tecnología hizo que el proceso de elaboración de la cerveza fuera más fácil y más eficiente en términos de energía. Sin embargo, algunas personas todavía se aferran a la tradición por un par de razones.

Los defensores de la máquina manual argumentan que una vez perfeccionada, esta máquina le dará el mejor sabor al espresso porque usted controla cada parte del proceso de elaboración. Muele los granos, los apisona, acciona la palanca, etc., dándole un control innegable y completo.

Muchos aficionados también señalan que estas máquinas tienen un aspecto más único y clásico, lo que las hace estéticamente y conversacionalmente atractivas.

Los opositores encuentran el método incómodo y agotador, quejándose de que el trabajo manual no produce resultados lo suficientemente notables como para que valga la pena el esfuerzo.

Alternativas a la máquina de café espresso

Es importante señalar que mientras que las máquinas manuales no son particularmente populares, otros métodos de elaboración manual sí lo son.

Hay muchos amantes de la L profunda, incluidos nosotros aquí en Roasty, que adoran sus herramientas de elaboración manual, que son capaces de producir cervezas como el espresso. Así que si la idea de estar físicamente involucrado en el proceso de elaboración le hace cosquillas, también puede probar una Aeropress, Moka Pot, o una prensa francesa.

Resumen automático

En la clase de elaboración automática de cerveza, hay un par de subcategorías diferentes. En general, la principal diferencia entre estas máquinas y las manuales es la falta de acción de bombeo por parte del barista.

Automática

Con una máquina estándar, totalmente automática, puedes simplemente pulsar un botón y la máquina te sacará un chupito de expreso. Probablemente todavía tendrá que moler y apretar sus granos, pero la máquina se encargará de la extracción de la dosis una vez que empiece.

Super-Automática

Las máquinas super-automáticas son el paso por encima de las máquinas totalmente automáticas. Estas pueden normalmente moler y apisonar los frijoles para usted, así como tirar el tiro. A menudo tienen un montón de opciones programables que le dan una cantidad decente de control sobre la bebida, pero no tanto como una manual o semiautomática.

Semi-Automático

Spoiler: las máquinas semiautomáticas son nuestra opción favorita. Son muy similares a las máquinas totalmente automáticas, excepto que tienes que decidir cuándo parar el tiro.

Estas máquinas a menudo vienen con capacidades completamente automáticas, lo cual es un buen bono para cuando estás particularmente atontado por la mañana. Pero en general, te dan el mejor equilibrio entre lo manual y lo automático, dándote tanto control como comodidad.

Cafetera Manual

pros

  • Control total sobre el proceso de elaboración de la cerveza
  • La estética clásica hace que la apariencia y la conversación sean agradables
  • La satisfacción personal de dominar el arte de la elaboración manual de cerveza

contra

  • Requiere MUCHA práctica para hacerlo bien
  • Puede ser físicamente agotador
  • Requiere accesorios como un molinillo

Cafetera Automática

pros

  • El diseño más simple hace que estos sean muy fáciles de usar
  • Menos esfuerzo que una cervecería manual
  • Resultados consistentes

contra

  • No es muy personalizable o flexible como un manual o semi-automático
  • No tan conveniente como un super-auto

Cafetera Súper Automática

pros

  • Todas las campanas y silbidos, saca el trabajo de adivinanzas
  • Conveniente, casi como tener un barista en casa, especialmente con máquinas de gama alta.
  • Potencial para tener una cantidad decente de opciones de personalización

contra

  • La opción más costosa, puede tener un costo prohibitivo
  • Los modelos más baratos no son muy flexibles

Cafetera Semi Automática

pros

  • Una mezcla perfecta de flexibilidad manual y conveniencia automática
  • Tienden a ser más baratas que otras opciones automáticas
  • Aún así, obtendrás alguna satisfacción personal ya que tienes que estar presente físicamente/mentalmente para usar uno.

contra

  • Puede tener un poco de curva de aprendizaje

Lo que recomendamos

Por todas partes, nuestra máquina favorita es la semiautomática. Con una máquina semi-automática de alta calidad, se puede combinar la flexibilidad personalizada de una máquina manual con la facilidad y comodidad de una máquina automática. Por lo tanto, con estas combinaciones perfectas de máquinas, usted puede obtener el mejor espresso.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta