7 Cosas que puede hacer con el café sobrante

Cosas que puede hacer con el café sobrante. Así que tal vez pensaste que ibas a beber mucho más café del que realmente tomaste. O tal vez te has envuelto tanto en tu trabajo que tu taza cuidadosamente preparada es ahora un frío y abandonado desastre.

No desperdicies tu café todavía. ¿Por qué no lo reutilizas? Una vez que sepas qué hacer con el café extra y los posos, un poco de café en exceso puede convertirse en una deliciosa o útil bendición.

Qué hacer con el café sobrante

Somos grandes partidarios de medir el café para que no termines con las sobras en primer lugar. Pero somos aún más grandes defensores de no desperdiciar el buen café.

Hicimos el trabajo por ti para encontrar la mejor manera de usar ese café sobrante en vez de tirarlo por el desagüe.

1. Cocinar, hornear y mezclar

Tantas recetas requieren café, ¿por qué no probar un poco para ti? Si ya tienes el café extra, podrías darte el gusto de comer un delicioso postre a base de cerveza (o incluso una comida).

Claro, hay recetas tradicionales que requieren café, como el tiramisú, dedos de dama empapados en café con natillas batidas y cacao en polvo, pero un poco de imaginación puede llevarte a nuevas alturas culinarias.

Cocinar con café de sobra

Si lo piensas, ese café extra que estás tratando de usar es esencialmente agua con sabor a café. Puedes usar el café que sobra en el adobo de tu filete. Cuando haga una compota de frutas, intente usar su bebida en lugar de agua para el perfecto desayuno. Incluso puedes cocinar tu avena matutina en café, si realmente quieres ser eficiente.

El café también puede añadir acidez extra a lo que sea que estés haciendo. Experimenta con vinagretas sustituyendo el vinagre por café. Crea tu propia salsa barbacoa con cafeína o una receta de chile. Las posibilidades son realmente infinitas.

Usar el café como sustituto del agua para hornear

También puedes usar el café como sustituto del agua cuando estás horneando. Cambie el café por agua en un pastel o una mezcla para brownies para un rico y delicioso placer. (Hablando de la satisfacción de los golosos.) Luego intente darle una dosis de glaseado y glaseado con sabor a café para obtener pastelitos y galletas aún más sabrosos.

¿Demasiado pronto para los dulces? Ponga el café en la nevera y guárdelo para hornearlo por la noche. No lo dejes reposar más de un día o dos, no querrás morder un pastel y descubrir el viejo sabor del café.

Hacer cubitos de hielo y batidos de café

¿No te gusta el café helado porque se diluye antes de que puedas beberlo? Los cubos de hielo de café pueden arreglar eso. Sólo tienes que verter el café que te sobra en una bandeja de cubitos de hielo y congelarlo durante la noche. De esa manera tu café helado se mantiene frío y sin diluir.

Pero puedes llevar los cubitos de hielo de café un paso más allá haciendo un batido de café. Sólo tienes que mezclar los cubitos de hielo de café, los plátanos y una taza de leche o yogur para obtener una delicia con cafeína. Incluso puedes añadir un poco de cacao en polvo, canela o vainilla para aumentar el sabor.

2. Riegue sus plantas

Las sobras del café preparado son útiles también fuera de la cocina. Si se cultivan plantas amantes del ácido como azaleas u orquídeas, el café frío y diluido puede darles un buen impulso de crecimiento. Pero como el café líquido es altamente ácido, deberías limitar el riego del café a una vez cada una o dos semanas.

Asegúrese de vigilar sus plantas cuando las riegue con café. Si empiezan a tener hojas amarillas o marrones, es una señal de que su suelo es demasiado ácido. Y, por supuesto, no use el café para regar las plantas si le añade crema, leche o azúcar. Puede atraer plagas y hongos.

3. Ponte astuto.

Nos preocupamos todo el tiempo por las manchas de café, ¿pero qué pasa si intentas manchar algo con café a propósito? Si alguna vez estás en Instagram, puede que hayas visto el arte del café. No, no arte de café con leche. Arte que usa el café como pintura.

Es algo realmente genial, además de ser una forma barata y no tóxica para que los niños se pongan en contacto con su lado creativo. Todo lo que necesitas es papel de acuarela y un par de pinceles para empezar.

Qué hacer con los granos de café usados

Te sorprendería lo que la gente hace con los viejos granos de café. Una compañía en el Reino Unido recicla los posos en ladrillos y pellets de biomasa para combustible limpio. Incluso están investigando la posibilidad de hacer biodiesel a partir de los desechos. ¿Qué tan genial es eso?

Con tanto potencial empaquetado en lo que pensamos que es basura, es hora de cambiar el guión. Probablemente no harás tu propia gasolina, pero puedes poner los granos de café ricos en minerales a trabajar en casa.

4. Fertilizar y compostar

Incluso después de haber elaborado su taza de café, sus tierras siguen estando llenas de minerales que algunas plantas les encantaría obtener en sus zarcillos. Espolvorea los granos de café directamente sobre el césped para obtener un césped más verde. Para el parterre, espolvorea partes iguales de abono orgánico y tierra para añadir un poco de nitrógeno de liberación lenta para obtener arbustos y flores más saludables.

No sólo eso, los restos de café pueden ayudar a atraer a las lombrices de tierra a tu jardín. Son una parte clave para mantener un suelo saludable.

Y hablando de hacer abono, añadir tierra a tu contenedor de abono es también una forma práctica de estimular las bacterias buenas. Un entorno rico en nitrógeno fomenta el crecimiento de los microbios que alimentan a las plantas, aunque quizá quieras añadir también un poco de fertilizante de nitrógeno para asegurarte de que esos microbios se alimentan.

5. Hacer una esponja de fregar para bricolaje

Los suelos son naturalmente gruesos, pero no tan gruesos como para raspar ollas y sartenes difíciles de limpiar pero fáciles de dañar. Por eso los granos de café son buenos estropajos para el bricolaje.

Sólo hay que frotar los granos en un trapo, retorcerlos para mantenerlos en su lugar, y asegurar el giro con una goma elástica. Entonces todo lo que tienes que hacer es empezar a fregar.

6. Deshágase de los olores

Una de las razones por las que recomendamos evitar guardar los granos de café en el refrigerador es porque son muy buenos para absorber olores. Pero una vez que termines de preparar el café, puedes usar las sobras para absorber los malos olores del refrigerador o el congelador. Es como usar bicarbonato de sodio para desodorizar tu casa.

7. Eliminación segura de los residuos

Si estás limpiando tu botiquín, probablemente sepas que no debes tirar los medicamentos viejos directamente a la basura. ¿Pero sabes por qué?

La razón principal es la seguridad de los niños y los animales. Si alguna vez has visto lo que un cachorro o un niño pequeño puede hacer a un cubo de basura sin vigilancia, sabes por qué. También debes evitar que tu basura sea un objetivo para alguien que pueda estar buscando drogas.

Los posos de café usados ayudan a que la eliminación en casa de los medicamentos viejos sea más segura para todos, especialmente si no tienes un programa comunitario de recuperación de drogas en tu zona.

Basta con sacar el medicamento de su envase original y mezclar las píldoras con los posos de café usados en una bolsa sellable, una lata vacía u otro recipiente. Esto hace que el medicamento sea menos reconocible para alguien que esté revisando su basura y menos atractivo para los niños y los animales.

No tires tu café de momento.

Como saben ahora, hay más restos de café y posos de café usados que se tiran por el desagüe o se tiran en el contenedor.

Así que deja de tirar la oportunidad perfecta para extender la vida del café en tu comida, tus plantas y tu limpieza.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta