Cómo operar una cafetera Keurig

Antes de comenzar, querrá asegurarse de conocer el tipo de cafetera que está utilizando y cuáles son las funcionalidades básicas de los botones.

Una vez que sepa todo eso, lo tendremos cubierto en todo, así que no se preocupe por los pequeños detalles.

¡Aquí se explica cómo operar una cafetera Keurig!

Cómo operar una cafetera Keurig

Si es la primera vez que usa su Keurig, querrá ejecutar un ciclo de limpieza a través de él para asegurarse de que elimine los restos de plástico y de que esté esterilizado.

Esto también es sencillo. Lo más importante que debe recordar es mantener su taza K fuera de ella para el primer uso.

Luego, simplemente encienda la máquina sin poner una cápsula de café dentro y siga el resto de los pasos para que el agua caliente corra a través del Keurig.

Paso 1: conéctelo

Por supuesto, querrá asegurarse de que su Keurig esté enchufado y encendido.

Los botones se iluminarán y la máquina comenzará a hacer un zumbido, por lo que es bastante evidente cuando haya completado este primer paso.

Ahora, solo tendrás que darle al Keurig un momento para que se caliente. No tarda mucho y empezará a parpadear cuando esté listo para preparar tu café.

Paso 2: llene el depósito con agua limpia

Revise el tanque de reserva. Si parece que le queda poco agua, o si el Keurig le dice que no hay suficiente agua en su interior, es hora de volver a llenar el tanque.

Para hacer esto, simplemente retire el depósito de la parte posterior o lateral de la máquina y llénelo con agua.

Es posible que deba presionar el botón de encendido nuevamente si las luces se apagan para que la máquina pueda calentar el agua.

Paso 3: prepárate para preparar

Hay tres botones en el lado derecho, que muestran tres tamaños diferentes de tazas. Empuja el que creas que se acerca más al tamaño de tu taza.

Si accidentalmente elige uno que es demasiado grande y su taza comienza a desbordarse, no se preocupe. Hay una bandeja de goteo en la parte inferior de su Keurig para recoger el café derramado.

Si está usando una taza grande que parece que no cabe debajo de la máquina, quitar la bandeja de goteo a veces puede abrir suficiente espacio para que coloque la taza allí.

A continuación, levante la manija en la parte superior del Keurig e inserte su copa K.

Hay muchos sabores de cápsulas de café por ahí; ni siquiera tiene que ser necesariamente un café de la marca Keurig, ya que caben muchos tipos de cápsulas.

Tampoco debes quitar la película de la parte superior de la taza. El Keurig funciona apuñalando esto con una aguja y haciendo correr agua por el orificio.

Como tal, no hay razón para quitar la parte superior, y solo hará un gran desastre para que lo limpies.

Luego, empuje la manija hacia abajo hasta que la taza esté asegurada. Es posible que escuche el sonido de la aguja al perforar la copa.

Su Keurig le informará que está listo para comenzar a elaborar cerveza en esta etapa.

Más consejos al usar su Keurig

¡Preparar café con su Keurig es rápido y fácil!

Aquí hay más consejos para asegurarse de que lo está usando correctamente:

  • No intervenga y potencialmente se queme si nota que el café está a punto de derramarse por el borde de la taza.
  • Además del tamaño de su taza, también puede elegir la temperatura de su café o qué tan fuerte desea que sea.
  • Una vez que seleccione el tamaño de su taza, la máquina comenzará a zumbar y servirá su café caliente.

Cuando lo haga, asegúrese de no abrir ninguna parte del Keurig mientras se está preparando porque podría disparar agua caliente y quemarlo. Además, haría un lío de café en todo el mostrador.

Cómo limpiar una cafetera Keurig

Su Keurig deberá limpiarse de vez en cuando.

Existe un proceso llamado descalcificación que deberá realizar para eliminar cualquier acumulación de su Keurig.

Aproximadamente cada cuatro o seis meses, querrá llenar el tanque de agua hasta la mitad con vinagre blanco y pasarlo por la máquina (sin una taza K, por supuesto) hasta que el tanque esté vacío.

Una vez que haya completado eso, vuelva a llenar el depósito con agua limpia y páselo por la máquina hasta que se acabe.

Esto elimina los depósitos minerales y el moho de la tubería de su máquina.

Desea estar seguro de que está descalcificando su Keurig con la suficiente frecuencia, ya que no hacerlo puede enfermarlo. Además, ¡nadie quiere beber una mugre extraña!

Keurig también vende sus propias soluciones de descalcificación; sin embargo, el vinagre blanco funciona igual de bien y es más rentable.

Puede limpiar la máquina con una toalla para mantener limpio el exterior.

Un paño de cocina húmedo con jabón para platos está bien, pero asegúrese de nunca sumergir su Keurig en agua. Este es un aparato eléctrico, y hacerlo podría dañar el Keurig.

No olvide limpiar también la bandeja de derrames en la parte inferior. Puede ensuciarse y acumularse con residuos de café desagradables.

Si desea mantener su Keurig con un aspecto nuevo y brillante, es esencial limpiar la máquina de vez en cuando. Notarás cuando comienza a verse un poco aburrido.

También querrá limpiar su Keurig si pasa una bebida pegajosa a través de él. El azúcar puede bloquear el interior de su máquina.

Por ejemplo, un chocolate caliente o una taza de capuchino están llenos de azúcar y solo esperan cristalizarse y depositarse en su próxima bebida.

Pensamientos finales

Como puede ver, ¡ejecutar un Keurig es fácil!

Si este es su primer producto de la marca, estamos más que seguros de que lo dominará en poco tiempo.

Además de aprender a operar una cafetera Keurig, también debe tomarse el tiempo para asegurarse de mantenerla limpia y libre de acumulaciones.

De esta manera, puede estar seguro de que obtendrá el máximo valor de su inversión.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta