Cómo limpiar una cafetera con lejía

La mayoría de la gente estará de acuerdo en que el café es una especie de elemento vital. Es lo que despierta a la mayoría de nosotros lo suficiente como para comenzar el día, y es lo que nos mantiene despiertos a la mayoría de nosotros durante el día, especialmente durante la tarde. Las cafeteras son perfectas para las personas que no tienen tiempo para preparar una taza de café por su cuenta. Echemos un vistazo a cómo limpiar una cafetera con lejía para garantizar que el proceso sea rápido y fácil para usted.

¿Por qué usar lejía?

Si bien la lejía puede parecer bastante aterradora para algunas personas, en realidad no es tan peligrosa, si sabe cómo usarla correctamente. La gente suele confundir la lejía con otros productos de limpieza, cuando en realidad es un desinfectante.

Cuando se usa correctamente, lo que significa diluirlo con agua antes de usarlo, el blanqueador con cloro es seguro para desinfectar electrodomésticos y superficies, incluida la cafetera. El blanqueador ataca y mata las bacterias dañinas y desinfecta la ropa en su lavandería; solo tenga cuidado de no usar demasiado o su ropa terminará saliendo más liviana que cuando se la pone.

Para desinfectar y limpiar una superficie / aparato, primero deberá lavarlo con jabón para eliminar cualquier residuo y suciedad, dejar que se seque y, una vez que esté seco, tratarlo con un poco de lejía diluida. La solución diluida debe contener alrededor de 1 ½ taza de blanqueador por cada galón de agua, ya que el blanqueador es increíblemente ácido.

Cuando use lejía, debe mantener el área circundante lo más ventilada posible abriendo las ventanas y encendiendo los ventiladores, además de usar guantes para evitar quemaduras químicas.

Limpiar su cafetera con lejía

Lavar la máquina de café es importante y mantenerla limpia puede marcar la diferencia entre una taza de café excelente y una horrible. Es crucial limpiar su cafetera a fondo y de manera eficiente sin dejar de ser consciente de su salud.

Como mencionamos anteriormente, primero deberá limpiar su cafetera con un poco de agua y jabón antes de usar lejía. No es necesario que haga correr el agua a través de las cámaras de aire de la máquina, pero bastará con limpiar las partes más accesibles.

Use una taza de lejía y de tres a cuatro tazas de agua y mezcle las dos. Luego toma un poco de papel de filtro y colócalo dentro de la máquina de café.

Vierta la mezcla de lejía y agua en la cafetera y continúe agregando más agua. Encienda la máquina y desenchúfela después de un par de minutos.

Enjuague el interior de su máquina de café varias veces con agua corriente para asegurarse de que no quede blanqueador. Lo último que desea es un producto químico de limpieza en su café de la mañana.

Usar lejía para limpiar su cafetera es un método bastante económico y puede ahorrarle algo de dinero. Es necesario limpiar su máquina de café para evitar la acumulación de bacterias y gérmenes que prosperan en un ambiente cálido y húmedo, como el interior de una cafetera.

Alternativas a la lejía

Si bien la lejía es posiblemente la forma más efectiva de limpiar el moho de su máquina de café, puede ser difícil de usar e incluso peligrosa si se usa incorrectamente o sin tomar las precauciones de seguridad adecuadas. Aquí hay algunas alternativas:

Jugo de limon

El jugo de limón es una excelente alternativa a la lejía, ya que también es muy ácido. Por lo general, es preferible a cosas como el vinagre, ya que generalmente no deja tanto olor.

Usar jugo de limón para limpiar su máquina de café es lo mismo que usar muchas otras sustancias: simplemente llene el recipiente de agua con un tercio de jugo de limón y el resto de agua, luego ejecute un ciclo de preparación. Recomendamos que también ejecute otro ciclo de preparación después de usar el jugo de limón, pero esta vez solo con agua, para asegurarse de que no haya un exceso de jugo que contamine sus futuras cervezas.

Bicarbonato de sodio

Otra forma natural y eficaz de limpiar el moho de tu cafetera es con bicarbonato de sodio, y una de las cosas más atractivas de su uso es que el bicarbonato de sodio es eficaz y neutraliza los olores. Sugerimos que agregue un cuarto de taza de bicarbonato de sodio al recipiente de agua, luego haga funcionar la máquina a través de un ciclo de preparación.

Asegúrese de haber mezclado el agua y el bicarbonato de sodio antes de hacer funcionar la máquina, ya que podría obstruirse si la solución aún tiene grumos. Nuevamente, una vez que la solución haya terminado de pasar por la máquina, comience otro ciclo de preparación con agua solo para asegurarse de que no haya residuos.

Consejos para usar una cafetera

Hay algunas cosas que puede hacer para asegurarse de obtener la mejor taza de café posible de su cafetera cada vez que la use. El primero, y quizás el más importante, es utilizar un molido medio.

Las máquinas de café funcionan mejor cuando se usan con un molido medio. La configuración de molienda ideal varía ligeramente de cada máquina, así que encuentre la mejor que funcione para usted.

También debe preparar siempre una olla llena, independientemente de la cantidad de tazas de café que planee servir. La canasta de preparación y el depósito de agua están diseñados específicamente para adaptarse a la capacidad máxima de la máquina, y la máquina no funciona tan bien cuando se prepara menos café.

¡Limpia tu cafetera! Como mencionamos anteriormente, limpiar su máquina de café es vital para mantener su salud y una infusión de café de excelente sabor.

Por lo tanto, limpiar su máquina de café con lejía en realidad no es tan abrumador como parece, pero sigue siendo crucial. Siga los pasos anteriores y preparará café como lo hacen los profesionales.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta